Because You Complete My Heart ღ Prólogo

15 mayo 2016

Because You Complete My Heart ღ Prólogo


La infancia es una de las mejores etapas de la vida. Es donde el cuerpo, a pesar del cansancio, no traiciona y sigue moviéndose en juegos hasta llegar la noche.

Así lo era para seis chicos que desde pequeños, y gracias a la amistad de sus madres, al llegar la merienda, esperaban ansiosos para volver a salir al jardín y seguir jugando.

Uno en particular era muy llorón. Otro parecía un muñeco de porcelana, mientras que el mayor de todos se creía que había nacido de un payaso por su gran sonrisa. Uno era muy silencioso pero siempre sonreía y un chico de labios tan gruesos que decían haber nacido de la actriz Angelina Jolie, y el último de todos era el inteligente y el más listo.

Aquellas pequeñas cosas que podrían desagradar al otro, ellos complementaban perfectamente y eso les hizo crear la amistad más confiable y fiable. Cada etapa de la vida la vivieron juntos sin obstáculo alguno y eso les hizo crear una amistad indestructible.

Como la vida sigue y las personas cambian, ellos también lo hicieron. De lo más común como la estatura y el peso hasta las mismas facciones del rostro. Unos se volvieron más bellos y otros siguieron teniendo las mismas características que los destacaban. Pero también hubo cambios en la amistad. Si bien la amistad ya era indestructible, en algunos de ellos comenzó a crecer el sentimiento de que había algo más que amigos: había amor.

Un par de chicos, los más cercanos, se dieron cuenta con el pasar de los años y al cabo de los 14 años ya habían formalizado su relación a escondidas de todos sus amigos. ¿Por qué? Por el simple hecho de que tenían miedo a represalias. Cuando se reunían en el centro, eran siempre los molestosos y bromistas, y al llegar a casa, eran la más inocente pareja de novios.

Sin haber llegado más lejos que de unos besos y unas caricias, les hacía sentirse en el cielo y libres de todo. En sus estómagos revoloteaban las típicas maripositas al tocar sus labios y, al toque de sus pieles, explotaban miles de fuegos artificiales.

Cada año se reunían en casa de uno de los amigos para ver las más divertidas diapositivas de imágenes de su niñez y recordando cuan gordos, cachetones o achinados eran de bebé. Era una tradición que se mantuvo desde que tenían memoria y de la cual fue la última en estar todos juntos...
Reacciones:

0 comentarios :